Programa Religioso: Fiestas Patronales Santa Ana 2016

Queridos Hermanos:

En el año dedicado a celebrar el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, donde S.S. Francisco nos invita a vivir profundamente la Misericordia recordándonos que siempre es necesario volver nuestra mirada a Jesús:

“Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre. El misterio de la fe cristiana parece encontrar su síntesis en esta palabra” (MV 1, a). Y acogiendo con cariño ese deseo vivo de Su Santidad que encuentra su síntesis en que “el Pueblo de Dios reflexione durante el Jubileo sobre las obras de misericordia corporales y espirituales.” (MV 15, b); nos proponemos como iglesia particular y durante todo este año, encauzar y concretar obras de misericordia para hacer fecundo la celebración de este año; desde las obras de misericordia materiales: Dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, acoger al forastero, asistir los enfermos, visitar a los presos, enterrar a los muertos; como así también de las espirituales: Dar consejo al que lo necesita, enseñar al que no sabe, corregir al que yerra, consolar al triste, perdonar las ofensas, soportar con paciencia las personas molestas, rogar a Dios por los vivos y por los difuntos.

Nuestra Comunidad, en sus diecinueve años de haber sido erigida como Parroquia, estuvo y está presente como Iglesia, administrando y distribuyendo la multiforme gracia de Dios y, en especial, la misericordia que Dios dispensa con alegría a todos sus hijos.

Esto constituye un motivo más para agradecer a nuestra Santa Patrona, y volcar el corazón una vez más a su maternal cuidado.

Queremos que sea verdad y vivir lo que nos propone S.S. Francisco y, junto con él, su delegado en Corrientes Mons. Andrés Stanovnik: «Donde podamos vivir y experimentar a Jesús Eucaristía como el origen y fundamento para ser misioneros alegres y misericordiosos».
Hoy nuevamente celebramos la tradicional Fiesta Patronal y es motivo de alegría para todos los que somos devotos de la Madre de María y la abuela de Jesús.

Deseo hacerles llegar, a los devotos de Santa Ana, mi cálido agradecimiento y mi cordial bendición por acompañarme en este tiempo.

Fraternalmente en Cristo y María de Itati.

Pbro. José Patricio Puigbó Murphy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *